31 de enero de 2007

Hay quinto malo: Quintero


Lo siento pero no puedo más: veo al señor Quintero por enésima vez y las manos me llevan directamente al ordenador… Necesitan escribir sobre este ser…

A mi me da igual que los ídolos de masas de RTVE fumen cáñamo. Me da igual que se crean dios. No me importa que se lleven sumas vergonzozas del pecunio público. Ni que se sienten en sus sillones rellenos de ego, a decirnos qué y cómo pensar... Cada uno sabrá... Lo que me toca los cojones es que encima alguno como el presente me haga perder el tiempo con entrevistas pelotudas, amables, condescendientes y ñoñas.

Señor Quintero, deje el porro a un lado y dese cuenta de una vez de que la esencia de una buena entrevista es la mordacidad, la agresión respetuosa hacia el entrevistado, las preguntas inesperadas, elocuentes, las confesiones indiscretas, el feed back real, nunca pactado... Si Wilder (decía eso de: "No hay pregunta indiscreta, lo será en todo caso la respuesta") se levantara...

¡ERES UN PELOTA!

Pero qué coño hace este tío entrevistando a un conductor asesino y a una “bióloga” metida a guionista, a un personajillo de La Cope que se cree Dios… (cada vez que pienso en la Obregón escribiendo guiones me recorre un escalofrío por la columna que no puedo controlar).

Hace tiempo hacía buenas entrevistas. Entrevistas a gente vulgar (Que no se ofenda nadie por favor, la vulgaridad bien entendida es sinónimo de humildad y de personalidad, no tiene este adjetivo nada de pésimo)… Ahora entrevista a Farruco, a la Anita Obregón, a Los Santos… en fín… no sé que tienen estas personas de especial, de interesante… Está claro que Kant o Freud sacarían de estas grises mentes simplonas un mar de complejidades.... Para mí entre baños de fotos y portadas de revistas del “descorazón” (ya hablaremos de estas publicaciones en otra ocasión) sólo saco una conclusión de estos personajillos: que no tienen nada que decir.

Es de los humildes, de los anónimos, de los marginados, de los que sufren de donde se sacan las mejores historias, los mejores versos, las imagenes más puras… Nada hay de vital y necesario para mi en estas almas consumidas por el exceso de lo material, de lo tangible… Aburridas sus historias, siempre mirando hacia adentro, siempre hablando en primera persona…

Este tío se merece que lo ahorquen en directo, pero con su pañuelo de seda, eso sí.

Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

©mividaesunspot. Con la tecnología de Blogger.