24 de enero de 2008

Creativo Vs Vendedor

No hay mayor error que separar una cosa de la otra. Y llevo años viéndolo…
Es muy común en altas esferas “creativas” oír hablar de experiencia de usuario, de interactividad, de juego, de ocio, de dar al usuario las riendas de tu comunicación, de mejorar la imagen etc…

¿Y de persuadir para que alguien compre? Toc Toc... ¿Hay alguien ahí?

A todo el mundo le gusta comprar. A nadie parece ser le gusta vender… Un creativo te dirá que no te vende nada, sino que te hace comprar o que te pone información sobre el tapete de una forma original y luego tú decides… Como quien no quiere la cosa…

¿Por qué ese miedo a la palabra “vendedor”?

He visto creativos, directores de arte, etc… Trabajar semanas en una pieza (en una, no en una campaña, sólo en una simple página de prensa, por ejemplo) con el único fin de la creatividad por la creatividad. De la imagen evocadora, “bonita” y celestial que les encumbrará a los más altos pilares de Cannes, Oneshow, El Sol etc…

Pero me doy cuenta que la creatividad publicitaria cuyo objetivo no sea la venta no es nada creativa, por que, no olvidemos, sea cual sea el medio y la forma de consumo, sin venta no hay creatividad que valga. Y hablo de venta cuando hablo de visitas a una página web, pero mejor si esas visitas se convierten en registros, peticiones, compra… (Sí si, compra, que ningún creativo se escude en términos de “imagen” para obviar esa palabra…) mejor que mejor.

Es muy bonito estar en el top off mind, que hablen de ti y te recuerden, pero si nadie te compra, ¿de que cojones sirve? Y que no se me malinterprete, que no hablo de la relación causa-efecto ni de la teoría de Paulov. Hablo de PERSUASIÓN en mayúsculas, de convencer a otra persona, no para que te compre, sino para que quiera comprarte.

Y eso no se consigue siendo “creativo”, sino teniendo alma de vendedor, y usa su capacidad para generar conductas, para convertir hábitos, no para comunicar un concepto como fin en sí mismo.

Un consejo: No te enamores de tus ideas, o serás esclavo de ellas, y por lo tanto serás tú quien las sirva a ellas en vez de ser ellas las que te sirvan a ti.

Esto sólo es una recopilación de algunas ideas que me han surgido leyendo el muy recomendable libro de Santiago Rodríguez: “Creatividad en Marketing Directo” (un libro bastante parco en su diseño de portada, de tapa dura, marrón, poco atractivo a la vista y al tacto… Pero que da una visión profesional, realista y eficaz amada/sufrida profesión. Allá cada uno saque sus propias conclusiones...

Related Articles

2 comentarios:

  1. Yo si lo tengo claro y estás totalmente en lo cierto. el objetivo final es vender, convertir, generar un lead, pero eso te lo deja claro cuando trabajas en marketing o negocios. Toda acción del anunciante requiere un ROI y eso tiene que quedar claro.
    Por el lado creativo, la gente de ese entorno tiende a comunicar tácticamente sin ir más allá, como dices hacer que compren, ser reconocido como el creativo, hacer reel personal y ahí queda
    Para ser un buen profesional en este ámbito hay que tener claro las dos cosas: el vender y el comunicar creativamente.
    Y como siempre digo, NO sirve de nada tener el spot o el interactivo más creativo de la historia, si tu oferta de producto en si no es atractiva, con eso no se lograr adquirir totalmente ni fidelizar a nadie. Uy! ya me diste idea para un post ;)
    estamos hablando!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de haberte hecho pensar un poquito.

    Yo siempre digo que se trata de pensar ideas que den ideas...

    Gracias por tu comentario víctor.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

©mividaesunspot. Con la tecnología de Blogger.