22 de marzo de 2007

El contacto sin tacto

"El beso es una sed loca que no se sacia con beber, se sacia con otra boca que tenga la misma sed"
Cada día que pasa las personas nos comunicamos menos corporalmente. Hemos pasado del saludo acalorado, de los dos besos con ganas, de la palmadita en la espalda, del abrazo consentido y del roce, en el buen sentido de la palabra, al saludo sin contacto.
Ahora dudamos si dar dos besos o la mano, sean los interlocutores incluso de distinto sexo. Ya hasta nos extraña que alguien nos dé un abrazo; a veces, hasta nos incomoda... Tocar a alguien incluso sin querer, es motivo de una reprimenda tácita por parte del “tocado”... ya tampoco damos dos besos con naturalidad; sencillamente dejamos que la piel de nuestras mejillas se roce tenue y rápidamente, evitando en lo posible que nuestros labios se posen el la piel del otro...
Y esto en el ámbito profesional se potencia. Parecemos muchas veces ahumanos (sí, lo sé, me acabo de inventar una palabra). Decimos las cosas que la gente espera oír, hacemos las cosas que se supone debemos hacer y encima nos comunicamos corporalmente lo menos posible. Como las máquinas, vamos.
Yo me pregunto como puede haber personas que se vayan a la cama por la noche sin haber recibido un solo abrazo, una palmadita en la espalda, un beso (o dos)... que triste que se acuesten y dejen atrás un día vacío de contacto humano...

Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

©mividaesunspot. Con la tecnología de Blogger.