25 de abril de 2007

La inmortalidad en lo digital.

Hoy en día la humanidad es capaz de trasladar imágenes, sonido, voz, movimientos... y por qué no decirlo, sensaciones y valores emocionales (experiencia de usuario) a través de medios digitales. Una imagen es cifrada digitalmente y teletrasportada a otro lugar del mundo y, en décimas de segundo, decodificada y mostrada tal y como se creo.

Todo este flujo y reflujo de información es tan cotidiano (mails, tv, radio, webs, llamadas...) que no nos paramos a pensar en ello como un pequeño milagro de la tecnología. Tecnología que ha conquistado a día de hoy dos sentidos principalmente: el de la vista y el del oído.

¿Pero qué pasa con el resto de los sentidos?

Si pensamos más allá, no dentro de 2 o 5 años, sino de 10 o 15, podríamos imaginar máquinas capaces de transformar información digital en cosas materiales como olores, sabores, texturas... ¿Se imagina a coca cola haciendo un test de sabor en el mundo entero sin tener que distribuir una sola lata? ¿Se imagina a Calvin Klein enviando muestras gratuitas de perfume a través de lo digital a todos aquellos que visiten su web?.. Interesante, ¿verdad? Yo diría incluso que apasionante para los que como yo estamos enamorados de este mundo digital y siempre intentamos ver más allá...

¿Cómo se podría hacer esto realidad? Las últimas investigaciones de la NASA nada más y nada menos dirigen sus esfuerzos en crear aparatos, por ejemplo con el olor, capaces de contener miles de principios olorosos que se mezclarán entre sí, de acuerdo con la información recibida y reproducirán el olor que se envíe vía mail o internet para deleite del receptor. Eso sí, el usuario deberá tener instalado este objeto al lado de su ordenador.

Increíble pero posible. ¿Alguien da más?

Pues sí, ahora imaginemos que toda nuestra conciencia (si como dicen muchos científicos sólo es intercambio de información) se pudiera reproducir o trasladar como información de un lugar a otro... Incluso fuera de nuestro propio cuerpo mortal... Entonces bastaría con trasladar nuestra información cerebral de un cuerpo a otro o de un recipiente a otro y así hasta el fin de los tiempos... Sería una curiosa contradicción que la humanidad se enterara dentro de 100 o 200 años que el producto más vendido de la historia de la humanidad (la inmortalidad) fuese al final, mano de la tecnología y no de lo divino. Ver para creer...

Related Articles

2 comentarios:

  1. Hola, soy tu compi de Crazy Labs.

    Muy interesantes tus reflexiones sobre la naturaleza digital de la mente. Si te interesa ahondar en el tema del volcado de conciencia en cuerpos nuevos, y si no te importa leer un libro cojonudo de ciencia ficción 'dura', te recomiendo "Carbono Alterado" de Richard Morgan, que trata exactamente de eso. Si te interesa, te lo dejo.

    Bonito blog :D

    ResponderEliminar

Google+ Followers

©mividaesunspot. Con la tecnología de Blogger.