13 de agosto de 2008

Banners, mentiras y demás... (Primera Parte)

Un consejo a padres "protectores": Es una chorrada cambiar de canal cuando hay imágenes sexuales explícitas, para que tu hijo menor no las vea, más por tu propia verguenza que por la suya, mientras no haces nada por proteger y adecuar el ordenador que usáis para navegar por la red.

O si no, sigue creyendo que caja tonta y a Internet son por si solas niñeras, maestras y amigas de tus hijos, pero luego no te quejes si te salen rana.

Como siempre la mejor defensa es el diálogo y la educación... Son armas que tu hijo tendrá siempre a su disposición para enfrentarse a la vida... y a Internet.

Hiendo al grano, llego a casa y veo a mi hermano Daniel, de 10 años, navegando por Internet.

Me señala un anuncio de la página y me dice -¡Mira bro! (así gusta de mencinarme; síntesis de brother, en inglés), he descubierto un banner engañoso!- Yo examino la pantalla y voilà! Ahí está, descarado y malintencionado, esperando a que tu puntero haga “click”. Se hace pasar por información del propio periódico y además el titular es del todo intencionado y falso… Un 10 en farruquismo del engaño.

Habría que preguntarse qué tipo de creativos, agencias y anunciantes llegan a tal estado de "gracia" marketiniana como para generar tal falacia.

Al menos me queda la sensatez aprendida de Daniel; con sólo 10 años, y tras algunas lecciones "digitales" (porque navegar por Internet ha de enseñarse. ¡Sí, enseñarse!) ya ha aprendido a navegar con cierto criterio y seguridad.

Pero tendrá que hundirse alguna vez más para poder navegar a toda vela.
Eso seguro.

Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

©mividaesunspot. Con la tecnología de Blogger.